Lucha de felinos

Despertarte a las cuatro de la madrugada porque hay dos gatos mentándose hasta a los primos lejanos en el jardín, estar a punto de levantarte a mirar desde donde cojones se estaban insultando y no hacerlo en el último momento porque, tras haber leído algunos mitos y leyendas guaraníes los primeros días aquí y oyendo semejantes alaridos y gruñidos, no quieres romper la certeza de que no son otra cosa que dos gatos con luchas territoriales en el preamanecer.

Ha pasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s