Inmersión cultural (I)

La semana pasada fue bastante entretenida, al menos la parte final.

Empezó bastante bien, ya que el lunes conseguí al fin tener un chip de telefonía paraguayo. No es que la cosa sea complicada, pero se juntaron toda una serie de catastróficas desdichas que retrasaron el ansiado momento. Otro tema es que las tarifas de datos aquí son bastante extrañas, ya os contaré.

El jueves por la tarde J. presentaba el Plan Encarnación + (que es lo que nos ha traído aquí) en el marco de la Expo ArquiCultura organizada por la AIA, Arquitectos de Itapúa Asociados (lo que vendría a ser el Colegio de Arquitectos en España).
Como se celebraba en la reconstrucción de la antigua estación de ferrocarril, situada junto a la playa San José y el hotel donde nos alojamos los primeros días, pude volver a disfrutar de un precioso atardecer sobre el Paraná.
Y por si eso fuera poco, como acto inaugural hubo un concierto de la Orquesta Infanto Juvenil de la Municipalidad de Encarnación, chavales jovencísimos y con muchísimo talento tocando violines, violonchelos y otros instrumentos.

LVEP_08
LVEP_09

Paraguay tiene una arraigadísima tradición musical, lo había leído antes de venir y lo comprobé casi desde el primer paseo que di por la ciudad. Por la tarde te encuentras con muchos chavales yendo a clases de música cargados con sus instrumentos, hay un montón de escuelas de música y danza y en los actos y celebraciones públicas siempre hay alguna orquesta, intérpretes en solitario y/o grupos de danza.

El viernes fue un gran día, al fin nos pusieron el repetidor WiFi para poder utilizar en casa el ADSL de los caseros. En un alarde de madurez conseguí no pasarme el día conectada y sobreviví sin que me diese una sobredosis de internet. Toda una hazaña tras más de dos semanas a dieta.
Por la noche nos acercamos a la inauguración de la remodelación de la escalinata de San Pedro, diseñada por un artista local al que habíamos conocido unos días antes, Rubén Sykora. La escalinata está en un barrio de reubicación de los afectados por la subida del nivel del agua, en su mayoría pescadores que vivían de la pesca y otros oficios relacionados, que además de sus hogares han perdido su medio de vida ya que al parecer ya no hay peces en el río desde que se llenó la represa.
Este evento tuvo sus más y sus menos, ya que “casualmente” coincidió con el traspaso de poderes entre intendentes, como el que estaba ha sido reelegido para representar a su partido en las elecciones en noviembre, en cumplimiento de la legislación, ha renunciado, así que el Consejo Municipal ha elegido a otro intendente para los meses que faltan. Si los paraguayos son ceremoniosos al hablar y a los políticos les encanta dar discursos, imaginaos a los políticos paraguayos. Ahora aderezad eso con lecturas legales y notariales. Un poco tostón.
La parte buena fue una representación alegórica a cargo de la Escuela de Danza Mainumby y la Escuela Municipal de Danzas, que estuvo muy bien.

El fin de semana os lo cuento en la siguiente entrada.

Anuncios

Un pensamiento en “Inmersión cultural (I)

  1. Pingback: Descanso en puf menor | En busca del sol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s