Primeras puntadas

¡Feliz Año Nuevo!

Vale, es ya día 16, pero dejadme estar contenta por haber conseguido escribir el primer post del año antes de que acabe enero.

Este año he renunciado un poco a eso de los buenos propósitos. Tengo algunos planes, pero creo que como método anti-frustración es más eficaz trabajar por conseguir cosas porque forman parte del camino que quieres transitar y no por el simple hecho de coleccionar logros.

Bueno, en realidad sí he tenido un propósito de año nuevo al uso, lo reconozco. Me he propuesto en serio aprender un programa de modelado 3D y creación de gráficos, Blender, pero de eso ya hablaré otro día.

La idea de dejar que las cosas que necesito mejorar y aprender vayan apareciendo por sí solas puede parecer un poco loca, pero lo cierto es que algunas cosas ya han ido encajando sin más.

En septiembre me compré una máquina de coser, llevaba tiempo queriéndola y aproveché una oferta de Lidl que justo era uno de los modelos que yo barajaba. Desde entonces, la utilicé una sola vez, para probarla cosiendo un par de tonterías. Bueno, creo que decir que cosí es exagerar un poco, arreglé más mal que bien un par de cosas, jajajaja.

Todo este tiempo me ha acompañado el runrún de saber que me había gastado el dinero sin estar sacándole el más mínimo partido. Pues bien, la semana pasada Momita’s Blog, un blog de costura que empecé a seguir para ver si me animaba a hacer cosillas yo también, lanzó un “Cose conmigo” (en adelante CC), uno nivel principiante para hacer una falda fruncida. Al leer la entrada me di cuenta de que era justo lo que necesitaba, un tutorial de una prenda fácil, pausado y bien explicado para que lo entienda todo el mundo (va a ir paso a paso a lo largo de 4 semanas), además me gustó la idea de hacerlo “en comunidad”, así que me he apuntado.

Al día siguiente me fui a comprar una tela (al final fueron dos) y las cosas que me hacían falta para un costurero básico: una buena tijera, un dedal, cinta métrica e hilo de hilvanar (hilos, agujas, alfileres y tiza de marcar ya tenía de antes).

TELA_01

Tela nº 1

TELA_02

Tela nº 2

Yo iba sólo a por una, pero resulta que la tela nº 2 me hizo ojitos y no lo pude resistir. Me gustaría poder deciros que sé qué telas son, la dependienta me lo dijo pero no me acuerdo, no sé si son crepes o viscosas. La de flores es un poco más gordita y por eso creo que haré este CC con ella, la otra es más ligera, así que la dejaré para algún proyecto más veraniego. Las compré en Ribes & Casals, en la calle Atocha, un sitio genial lleno de telas preciosas. Una de las dependientas me vio bastante perdida y me ayudó a encontrar lo que buscaba, explicándome un poco qué telas iban mejor pero sin agobiar.

Salí de la tienda con una sensación de euforia bastante absurda, pero muy muy satisfactoria.

Y así es cómo un propósito de año nuevo me encontró a mí y no al revés.

— CLIC —

(Ese ha sido el sonido de una pieza encajando en este 2017, ya veremos si van apareciendo otras piezas)

Anuncios

7 pensamientos en “Primeras puntadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s